“Una colmena de abejas es un espectacular cerebro colectivo, perfectamente organizado, el más productivo del planeta.”

La apicultura es una tradición milenaria que consiste en cuidar un enjambre de abejas dentro de colmenas, obteniendo de ellas un excedente, la miel. También se obtienen otros productos naturales como propóleos, polen, jalea real y medicinas. El apicultor es un ganadero de rebaños de abejas, las cuida y multiplica.

Ser apicultor es una ocupación apasionante y variada. Proporciona las alegrías de un trabajo manual y reflexivo, pero también las preocupaciones de quien depende del clima, la protección de la biodiversidad y la salud de sus animales.

La abeja apis mellifera

Es la especie de abeja con mayor distribución en el mundo. Cuando un apicultor se refiere a sus colmenas se refiere a la colectividad de las abejas que forman una colonia, una misma familia. En una colmena el individuo cede su valor en favor de la colectividad de todas las abejas. Es por ello que se dice que la colmena es un super-organismo.

Las abejas, junto a otros insectos, desarrollan una actividad fundamental para la alimentación del ser humano y de todos los animales, la polinización. Sin esta labor bajaría hasta un 75% la productividad de las cosechas.

Además de los cultivos, la mayor parte de la flora silvestre (hasta un 90%) precisa de la polinización.

Las abejas ‘apis mellifera’ son individuos de un organismo complejo y social: La Colmena. A lo largo de cientos de miles de años han desarrollado su organismo y reglas de convivencia, hasta tal extremo que son considerados los animales con mayor grado de sociedad.

Mucho más que miel...

“La manera en que la colonia funciona me fascinó hasta el final, la inteligencia de los enjambres, el rol de la abeja reina y el de la colonia, la cooperación no jerárquica. Aunque ella sea la madre de todas las abejas de la colonia, la colonia puede decidir: “Ahora queremos una nueva reina”. Entonces, las obreras “coronan” a una larva, que debería haber sido una trabajadora más, como nueva reina.

La antigua reina de las abejas debe salir del enjambre junto a las abejas viejas y legarle todo a las abejas jóvenes, poniéndose en peligro a sí misma y a la mitad de la colonia con el fin de formar una nueva. Son una serie de acontecimientos tan enigmáticos que siempre estoy aprendiendo algo nuevo. Karl v. Frisch, el investigador apícola que ganó el Nobel, dijo que las abejas son como una fuente mágica inagotable”.

{Markus Imhoof, director de la película documental “More Than Honey”, Mucho más que miel}

Aleluya hace bien ¡Descubri por qué!