Beneficios de la miel

La miel recupera tu energía

La miel es altamente nutritiva. Contiene minerales (hierro, calcio, fosfato, cloruro de sodio, potasio y magnesio), además de vitaminas, glucosa y fructosa. Se trata de un alimento sano y seguro para niños, jóvenes y adultos.

Multivitamínico milenario

La miel es un tónico multivitamínico, tiene propiedades antibacterianas y antioxidantes. Es ideal para recuperar la energía. La miel es un producto natural empleado ampliamente por sus efectos terapéuticos. Además, su capacidad antioxidante contrarresta enfermedades debido a una amplia gama de compuestos fenólicos, péptidos, ácidos orgánicos y enzimas.

Principales beneficios para la salud

  • 1. Previene el cáncer y las enfermedades del corazón. La miel contiene flavonoides, antioxidantes que ayudan a reducir el riesgo de algunos tipos de cáncer y enfermedades del corazón.

  • 2. Ayuda a controlar las alergias. Es un alimento rico en bacterias probióticas o “amigables”, que promueven la salud del sistema inmunológico y reducen las alergias.

  • Reduce úlceras y otros trastornos gastrointestinales. Varias investigaciones demuestran que el tratamiento con miel puede ayudar en caso de trastornos como úlceras y gastroenteritis bacteriana.

  • 4. Eficaz para tratar heridas y quemaduras. Sus propiedades antisépticas y cicatrizantes ayudan a evitar infecciones y aceleran la cicatrización.

  • 5. Ayuda a la digestión. La miel ayuda a reducir el estreñimiento, la hinchazón y los gases, gracias a que se trata de un laxante suave.

  • 6. Aumenta el rendimiento deportivo. Los antiguos atletas olímpicos comían miel y higos secos para mejorar su rendimiento. Estudios modernos han demostrado que la miel favorece el mantenimiento de los niveles de glucógeno, la glucosa de la miel actúa como una fuente de energía instantánea y el tiempo de recuperación en mayor medida que otros edulcorantes.

  • 7. Reduce la irritación de la garganta y la tos. La miel ayuda a aliviar la tos y a suavizar la garganta en caso de resfriado.

  • 8. Ayuda a conciliar el sueño. Consumir una cucharada de miel al día tiene efectos calmantes en nuestro cuerpo y nos ayuda a dormir mejor.