Preparaciones y usos

PARA TODAS TUS PREPARACIONES

BARRITAS DE CEREAL

Cantidad: 30 barritas aprox.

Ingredientes

  • 150 grs Avena.
  • 300 grs de miel.
  • 50 grs semillas de girasol peladas.
  • 50 grs semillas de sésamo.
  • 50 grs semillas de amapola.
  • 80 grs almendras picadas/procesadas.
  • 80 grs pasas de uva sin semillas.
  • 50 grs coco rallado.

Preparación

  • 1- En un wok o sartén bien profunda, tostar la avena revolviendo permanentemente para evitar que se queme.
  • 2- Colocar las semillas y almendras en la licuadora/procesadora y luego agregarle toda esta mezcla a la sartén con la avena tostada.
  • 3- Una vez que todo esté caliente, agregar las pasas. Revolver.
  • 4- Apagar el fuego y agregar la miel mezclando y uniendo todo.
  • 5- Verter la preparación sobre una placa rectangular cubierta con papel manteca o levemente aceitada (con aceite neutro) y luego presionar toda la mezcla de manera que quede una capa compacta de aproximadamente 1,5 cm. de alto.
  • 6- Espolvorear con coco rallado.
  • 7- Colocar en la heladera y una vez fría, cortar barras de aprox. 3 cm de ancho por 10 cm. de alto o a ojo como te gusten! Mantener las barritas en la heladera hasta su consumo.

Barritas de cereal energéticas

Bowl Honey Forest

Porciones: 6

Ingredientes

  • ¼ taza de miel
  • ½ taza de salsa de soja baja en sodio
  • 1 taza de caldo de res
  • 4 dientes de ajo, rallados
  • 1 cucharada de aceite de ajonjolí
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • 1 cucharada de jengibre fresco
  • 1 cucharadita de pasta de chile
  • ½ cucharadita de cebolla en polvo
  • ½ cucharadita de pimienta
  • 2 ½ lb de diezmillo de res (beef chuck roast) sin hueso, cortado en cubos
  • 2 cucharada de almidón de maíz
  • Ajonjolí
  • 2 cebollitas tipo cambray, cortadas en rodajas finas
  • 2 tazas de arroz blanco
  • 1 ½ lb de brócoli, alrededor de 2 floretes

Preparación

  • 1- En una olla de cocción lenta, coloca la miel, la salsa de soja, el caldo de res, el ajo rallado, el aceite de sésamo, el vinagre, el jengibre, la pasta de chile, la cebolla en polvo y la pimienta. Con un batidor, combina todos los ingredientes.
  • 2- Agrega los cubitos de carne de res dentro y revuelve para combinar con la salsa, hasta que todos los cubos de carne queden cubiertos.
  • 3- Tapa la olla y cocina a fuego lento por 8 horas o a fuego máximo por 4. En los últimos 5 minutos, justo antes de servir, agrega las semillas de ajonjolí y las cebollitas cambray.
  • 4- En los últimos 30 minutos de cocción, antes de servir, cocina aparte 2 tazas de arroz siguiendo las instrucciones del paquete. Mientras tanto, cocina el brócoli al vapor en una vaporera.
  • 5- Para servir, forma una base de arroz, alrededor de 1/3 taza de arroz cocido, coloca encima los cubos de carne de res y el brócoli cocido al vapor.

Bowl Honey Forest

Risotto de berenjenas con Miel

Porciones: 2

Ingredientes

  • 2 berenjenas
  • 180 g de arroz (el nuestro era integral)
  • Media cebolla
  • Caldo de verduras
  • Romero
  • Miel
  • Parmesano rallado
  • Mantequilla
  • Aceite, sal y pimienta

Preparación

  • 1- Lavamos las berenjenas y las abrimos por la mitad. Hacemos unos cortes sobre la pulpa y las cocemos 40 minutos en el horno precalentado a 180 ºC.
  • 2- Dejamos que se enfríen y sacamos la carne, la cortamos en dados, y en reservamos la piel para servir. En una cazuela con un poco de aceite sofreímos la cebolla. Cuando sea transparente añadimos la pulpa de berenjena y lo doramos.
  • 3- Ponemos el arroz (como nuestro era integral, la hemos tenido tres horas en agua caliente con una cucharadita de bicarbonato), damos unas vueltas y empezamos a añadir el caldo poco a poco. Como se trata de un risotto debemos irlo poniendo en cantidades pequeñas, ya medida que el arroz lo vaya absorbiendo, volviéndose defecto a poner más.
  • 4- Cocemos el arroz según las instrucciones del mismo, en nuestro caso son unos 40 minutos pues es integral. En el último momento ponemos unas hojas de romero fresco troceadas, así como parmesano rallado al gusto y un trozo de mantequilla.
  • 5- Para presentarlo rellenamos las pieles de berenjenas con el risotto, ponemos parmesano por encima y lo gratinamos en el horno hasta que empiece a dorarse. Servimos con un hilo de miel por encima.

Risotto de berenjenas con Miel

Manzanas asadas

Ingredientes

  • Manzanas
  • Miel
  • Canela
  • Limon
  • Azucar

Preparación

  • 1- Lavamos bien y descorazonamos las manzanas. Practicamos unos cortes finos a la piel para que no se agriete.
  • 2- Rellenamos cada una con una cucharada de miel y unas gotas de zumo de limón. Espolvoreamos con un poco de azúcar y canela.
  • 3- Llevamos al horno, previamente precalentado a 180ºC, durante una hora mas o menos, hasta que la carne este blandita. Podemos 'mover' con una cuchara de vez en cuando, para que se impregne del caramelo.
  • 4- Servimos con el caramelo por encima y espolvoreamos con canela al gusto. Se pueden comer frías o calientes, como más te guste. ¡A disfrutal!

Manzanas asadas con Miel y canela

Alitas de pollo con Miel y soja

Ingredientes

  • 4 alas de pollo
  • ½ vaso de salsa de soja
  • 50 cl. de miel
  • Sésamo tostado
  • Sal y pimienta
  • Aceite de oliva virgen

Preparación

  • 1- Mezclar la salsa de soja con la miel, si hay que hacer deshacer un poco la miel en el microondas para que se mezcle bien con la soja. Reservar en un bol.
  • 2- Limpiar y quemar las alas de pollo, separar las partes. Salpimentamos.
  • 3- Ponerlas dentro de la mezcla de salsa de soja, remover y reservar en la heladera durante una hora.
  • 4- En una sartén con aceite, ir friendo los trozos de alas. Seguidamente pasarlos por el sésamo todo rebozándolos. Hacer una reducción con la salsa de marinar, hasta conseguir una textura de caramelo. Salsear las alas antes de servir.

Alitas con Miel y soja

TRUCOS DE COCINA

Cómo medir la miel

El principal problema de la miel es que resulta bastante difícil trabajar con ella... es un líquido viscoso, espeso y, sobre todo, pringoso y pegajoso. Da igual las indicaciones que vayas a seguir a la hora de elaborar una receta: ya sean cucharadas, ya sean tazas, o ya sea una medida de peso... la miel se quedará pegada en la cuchara, o en el medidor.... y al final, no sabes cuanta miel se habrá incorporado a la receta, y cuánta se ha quedado por el camino. Un truco eficaz para evitarlo es engrasar ligeramente la cuchara o la medida que vayas a utilizar con un aceite suave –de girasol, por ejemplo- que no aporte sabor. El aceite creará una fina película sobre su superficie que evitará en gran medida que la miel se quede pegada.

Como conservar la miel

Desde que hemos conocido que en alguna tumba egipcia de hace más de 3.000 años se han hallado vasijas con miel que estaba en perfecto estado... se ha extendido la idea de que la miel es un producto milagroso de duración eterna. No sabemos cómo era la miel que tomaban los egipcios, pero con la que se comercializa actualmente... tampoco debemos esperar que dure milenios. Desde luego, es cierto es un producto que puede durar mucho tiempo sin perder ninguna propiedad, sobre todo cuando es de buena calidad, siempre y cuando la conservemos en frascos o tarros bien cerrados y protegidos de la luz y de la humedad. No necesita frío.

Como licuar una miel cristalizada

La cristalalización de miel es un proceso natural que le ocurre a la miel pura a bajas temperaturas. Por eso, es frecuente que cuando llega el invierno, nuestros tarros de miel –cuando se trata de miel pura- cristalicen. Una miel que no cristaliza puede deberse a que se trata de una miel de baja calidad y adulterada con jarabes de glucosa o agua... o una miel sometida a un proceso de pasteurización, un proceso térmico para la eliminación que gérmenes que, en el caso de la miel, también se lleva por delante todas sus propiedades saludables. De manera que... ¡no hay que preocuparse si una miel ha cristalizado sino al contrario!. Ahora bien, una miel cristalizada se traduce en una miel dura como la roca... ¿Qué debemos hacer para devolverla a su estado líquido? La clave es calentarla ligeramente, y volverá a licuarse perfectamente. Lo primero que debemos hacer es tomar solo la cantidad que vayamos a utilizar. Se trata de calentarla ligeramente y, si puede ser, al baño María. Con calentar agua e introducir durante uno o dos minutos un vasito con la miel será suficiente. Otra opción muy rápida y cómoda es el microondas. En este caso debes tomar la precaución de calentar la miel a la mínima potencia y durante muy poco tiempo... apenas unos segundos.

Cómo detectar si una miel está adulterada

En primer lugar mira el aspecto de la miel y agarra un poco con una cuchara... ¿Cómo cae si le das la vuelta? Si lo hace muy rápido significará que la miel tiene mucha agua. Una miel de calidad es tan espesa que cae muy lentamente. ¿Y qué pasa si metes esa miel en un vaso de agua? Si se expande, se disuelve o tiñe el agua rápidamente... significa que no es de buena calidad. Una buena miel se quedará en la cuchara. Por último, moja un palillo con un poco de miel y acércale una cerilla o un mechero encendido... ¿qué hace? Si prende y se quema, es que es de buena calidad. Una miel que no arde es porque tiene mucha agua.

Tips de cocina

También podés usarla para:

  • Untar rebanadas de pan, queso, paltas, frutos secos troceados, etc
  • Elaborar zumos naturales
  • Endulzar y fortalecer los cereales del desayuno, el yogur o los preparados infantiles
  • Elaborar todo tipo de pastas y pasteles
  • Hacer helados!

Constituye uno de los alimentos más primitivos que el hombre aprovechó para nutrir­se. Su composición es compleja y los carbohi­dratos representan la mayor proporción, dentro de los que destacan la fructosa y glucosa, pero contiene una gran variedad de sustancias me­nores dentro de los que destacan las enzimas, aminoácidos, ácidos orgánicos, antioxidantes, vitaminas y minerales.

La Miel es un alimento ideal para niños, estudiantes, ancianos, convalecientes y deportistas.

Usos en salud natural:

  • Para curar el catarro y la gripe: tomar al acostarse una taza de leche caliente con miel, jugo de limón y unas gotas de coñac.
  • Como tónico general: tomar un vaso de leche caliente al que se le añaden tres cucharadas de miel.
  • Para evitar los resfriados y la tos bronquial: se recomiendan las infusiones de miel con limón.
  • En caso de gargantas irritadas: mezclar dos cucharadas soperas de miel, dos de glicerina, una de zumo de limón y una gota de jengibre. Mantener esta mezcla caliente y tomarla cada dos horas.
  • Para relajarse y conciliar el sueño: tomarse antes de acostarse un vaso de leche caliente con miel.
  • En caso de artritis, reumatismo o calambres musculares: por su aporte de potasio la miel ayuda a sobrellevar mejor esas dolencias.
  • La miel también es buena para combatir la anorexia, los trastornos nerviosos, las depresiones menores y las alteraciones metabólicas relacionadas con la desnutrición.

Uso cosmético:

  • En la piel: La miel y la cera constituyen la base de muchas cremas cutáneas, mascarillas, lápices de labios y lociones para pieles ásperas y grietas de las manos. Una de las mascarillas más usadas es miel con limón, excelente para limpiar la piel, mientras que la mascarilla de miel con avena es muy utilizada como exfoliante natural; sin embargo lo más importante es que la mascarilla se aplique con la piel limpia y se mantenga durante 10 o 15 minutos de forma que sus propiedades tengan tiempo de actuar en nuestra piel.
  • En el cabello: Para mantener un cabello sano y limpio, para lo cual añadiremos una cucharada de miel al champú habitual y de esta forma se evita la entrada de gérmenes al cuero cabelludo. Para los cabellos secos, la mezcla de una parte de miel con tres partes de oliva genera una mascarilla hidratante excelente siendo mayor su eficacia cuanto mayor es el tiempo que permanece actuando sobre el cabello.

UNA ALELUYA PARA CADA PLATO